7 consejos para mejorar el proceso de realizar pedido (Checkout) en una tienda online

7 consejos para mejorar el proceso de realizar pedido (Checkout) en una tienda online

Uno de los principales frenos al éxito en una tienda online es un proceso de salida o Checkout que no está optimizado.

Realmente es un problema muy común, que suele arruinar todo el trabajo previo de diseño del proceso de compra o que, por simples detalles, reducen la ratio de conversión de las tiendas online.

Y es que, cuando se trata de pagar, los usuarios tendemos a reflexionar unos segundos y a pensarnos dónde ponemos nuestra tarjeta de crédito.

Mejorar Checkout

Pero, ¿Qué es el Checkout en un eCommerce?

El checkout de un comercio electrónico es el momento en el que los clientes se encuentran en el proceso de realizar el pedido en una página web.

El proceso del checkout se da desde que el consumidor añade el producto que desea comprar al carrito hasta que realiza el pago, incluyendo todos los pasos que existen entre uno y otro.

¿Cómo mejorar el proceso de realizar pedido (Checkout) en un ecommerce?. Revisa estos 7 consejos

1 – Velocidad de carga de la web.

Uno de los mayores problemas que se presenta a la hora del pago es la lentitud que presentan al cargarse estas páginas, se quedan bloqueadas y a la hora de volver a cargarla necesitas empezar de nuevo con el proceso completo.

Los problemas que dan las páginas web en cuanto a velocidad de carga, son uno de los mayores motivos por los que los compradores deciden no invertir tiempo en volver a realizar el proceso de compra.

2 – Diseño elaborado y adaptado a móviles

Aunque ya es difícil ver tiendas online que no sean adaptadas a móviles, muchas aún tienen un diseño anticuado, lo que dificulta que terminar el proceso de compra sea sencillo.

Además, todo suma para generar confianza en la empresa, y tener un diseño anticuado no anima en absoluto a introducir datos sensibles como una tarjeta de crédito.

Cuidar todos los detalles es fundamental para generar la confianza del cliente, de cara a mejorar las ratios de conversión.

3 – Obligación de registrarse

En el caso de que el usuario sólo quiera realizar una compra puntual, obligar a registrarse puede ser un freno a la compra.

La mejor práctica es hacer que cuando se realice la compra, automáticamente se cree el usuario, pero hacer que, para terminar el proceso de compra, tenga que pasar previamente por el proceso de registro, es una piedra en el camino del éxito del ecommerce.

4 – Pedir información irrelevante

En cuanto a los campos que sean necesarios rellenar, es preciso que solo se solicite la información necesaria exclusivamente para realizar la compra.

Todo ello, para no perder tiempo en rellenar campos que no tengan relación con el tema y que no se aburra el cliente y se vaya de la página.

5 – Realizar todo el proceso de realizar compra desde la misma página.

La principal propuesta para optimizar el proceso es crear una única página para todo el proceso, también conocido como one page step.

De esta forma, los usuarios no tendrán que saltar de una página a otra, del tipo, datos de usuario, datos de facturación, dirección de entrega… con la consiguiente recarga y tiempos de espera. Así la web será más rápida y más cómoda para tus usuarios.

Para que la única página que se cree no quede muy colapsada de información, es preferible crear una página que sea sencilla y muy visual, en la que se vean claramente todos los pasos a seguir.

Mejorar Checkout

6 – Oferta de sistemas de pagos y financiación

Una buena estrategia para optimizarlos es ofrecer mayor variedad de sistemas de pago para los consumidores.

De esa manera, cada cual podrá elegir la opción que más se adecue a sus gustos. A plataformas como Paypal, se le han añadido otras muchas mas económicas, como Stripe, Redsys o Bizum. Las aplicaciones Apple Pay o Samsung Pay también están cogiendo una importante cuota de mercado.

Además, modalidades como transferencia bancaria o en el caso de comercio físico, el pago a la recogida son también opciones muy populares, sobre todo en el caso del B2B.

También cobra cada vez más fuerza modalidades de financiación de compras online, como Aplázame o Cofidis.

Muy importante que la información sobre el precio, impuestos, la suma de los gastos de envío, fechas de entrega y métodos de devolución estén perfectamente especificados y visibles.

7 – Solución a dudas frecuentes.

Finalmente, sería interesante añadir alguna página, al final de la principal, con las dudas más frecuentes que les surgen a los compradores, ya que puede servir de gran ayuda.

En la mayoría de las ocasiones, éstas suelen girar en torno a: plazos de entrega, seguimiento de pedidos, cómo devolver los productos, si les cobrarás por ello, qué plazo tienen de garantía o si dispones de tutoriales de uso, entre otros.

Para dar respuesta a estas preguntas, cada vez es más habitual los asistentes virtuales o Chatbots.

Si tenemos en cuenta todos estos pequeños detalles, que pueden ser decisivos para la guiar al cliente hasta el pago, habremos avanzado en el camino del éxito del comercio electrónico.

Si tienes dudas con tu tienda online o quieres mejorarla, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 951 934 136 o escríbenos a comercio@sinergica.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba