transformación digital en el sector inmobiliario

Transformación digital en el sector inmobiliario

La transformación digital en el sector inmobiliario se ha visto también acelerada debido a la pandemia mundial, el uso de nuevas tecnologías e implementación de tendencias ha supuesto un desarrollo en el sector.

Antes del Covid-19, había conocimientos de transformación digital aplicados al sector de la inmobiliaria, aunque mayormente, se centraban en aplicaciones digitales para realizar acciones comerciales con los inmuebles.

Desde el comienzo de la pandemia, la tecnología aplicada en dicho sector ha experimentado un gran avance, la demanda ha evolucionado, y con ella, el uso de herramientas más innovadoras, como pueden ser:

transformación digital en el sector inmobiliario

– Firma digital para la formalización de contratos.

– Uso de plataformas de vídeo llamadas para el uso entre trabajadores y el uso con clientes.

– Tours virtuales, visitas 360º, vídeos de presentaciones online de la infraestructura.

– Renders o proyectos de decoración virtual para poder jugar con el espacio.

– Reservas online para poder agilizar el proceso de compra.

– Apps como Idealista o Fotocasa, donde incluyen fotografías de los inmuebles y sus características para su alquiler o venta.

La atención personalizada para el usuario cambia en solo un año, los clientes eran reacios a este tipo de tecnología y ahora, podemos optimizar las gestiones con ellos.

Aun así, la atención personalizada cara a cara sigue teniendo especial relevancia.

Para una mayor información, os dejamos el informe de Tendencias en el mercado inmobiliario en Europa 2021: https://www.pwc.es/es/real-estate/tendencias-mercado-inmobiliario-europa-2021.html

Una adecuada implementación de los avances tecnológicos empresariales puede mejorar la eficiencia de los procesos, suponiendo un ahorro en costes y un aumento en la productividad.

No debemos olvidar que un proceso de transformación digital tiene que ir acompañado de un cambio en la cultura empresarial, convirtiéndose en un proyecto que requiere tiempo y dinero.

A pesar de esto, las empresas tienen que adaptarse en un entorno comercial que evoluciona rápidamente y de forma continua.

transformación digital en el sector inmobiliario

Medidas empresariales:

Digitalización documental

O gestión digital de documentos, que consiste en el proceso de aquellos documentos que se repiten con frecuencia, se automatizan y se generan fácilmente a través de un software.

Nos facilita los procedimientos comerciales, aumentando la eficiencia y disminuyendo errores, pues no se cambia el formato o la apariencia del documento, simplemente modificamos el proceso de redacción.

El uso de la gestión digital de documentos puede ayudar en el proceso de comunicación, proporcionando nuevas perspectivas en la ejecución de procesos dentro del sector.

Un claro ejemplo pueden ser los contratos de compraventa o alquiler, podemos ahorra papel y espacio si guardamos los documentos en la nube.

Gestión de datos y almacenamiento en la nube

Un programa inmobiliario en la nube ayuda a los agentes inmobiliarios a:

– Reducir costes

– Aumentar la productividad

– Optimizar el marketing

– Generar cada vez más clientes potenciales.

Las empresas no necesitarían preocuparse por los costes de instalación, actualización y mantenimiento.

Las ventajas de un software en la nube pueden ser:

La gestión de inmuebles, usuarios y tareas, multidispositivo, conexión con portales inmobiliarios, emails integrados y seguridad HTTPS, entre otras.

Crowdfunding inmobiliario

En primer lugar, se busca inmuebles pendientes de reforma, pactan un precio y buscan mecenas que participen con su capital.

Reforman el piso, se pone en alquiler y por último se vende con beneficios.

Se requiere de una serie de plataformas que permitan a los dueños de los inmuebles ponerlo a la venta, faciliten a las Proptech el acercamiento a los dueños temporales y garanticen pasarelas de pago y cobro seguro.

Estas plataformas digitales han añadido un componente en el sector inmobiliario al facilitar la compra de participaciones de un piso (en lugar de un piso al completo).

Hasta ahora solo grandes fondos de inversión o particulares con derecho a usufructo habían invertido en viviendas. Ahora, el capital no tiene por qué ser sólido (que una persona lo pague todo).

Si estás interesado en conocer más sobre la aplicación de procesos de transformación digital en el sector inmobiliario contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *